sábado, 31 de enero de 2009

Tu voz deshecha

Tus palabras
las puedo ver
las siento
Recorren mi cuerpo
me tocan
me enamoran
se incrustan
se aferran a mí
Las toco
son muchas
y se repiten
Son blandas
como la miel
y huelen bien
Me abarcan
me asaltan
me trago algunas
tienen sabor
parecen frutillas
se deshacen
me gustan
tus palabras
Me enredan
me envenenan
tus frutillas
Me enceguecen
me enloquecen
Calla
Embríagame
Desaparece
Quiéreme
Vete
Con tus palabras

jueves, 29 de enero de 2009

Ayer Lo ví

Tenía que contarlo. Es que me encanta!!!
Ya lo vieron dos amigos mios y yo decía: pero che, yo tambien vivo en Madrid, cuando lo voy a ver?
Y ayer caminaba por la calle comiendo una barrita de cereal, distraida, y cuando me di cuenta lo tenia al lado mio, caminando en dirección contraria. Lo vi y me paré en seco. "Ay, Gael" fueron las unicas palabras que salieron de mi boca. Y el me sonrió, me dijo: Hola, que tal? Y siguio caminando. Yo seguí, con la cara contenta, pensando: Por fin!
Que lindo chico. Además me cae bien.
Es petisito petisito :)

lunes, 26 de enero de 2009

El Árbol Caído - Lisandro Aristimuño

video

Una canción de un concierto íntimo de un muchacho argentino que se llama Lisandro, que hace música linda, de esas que te ablandan, te enternecen, te sumergen en aguas cálidas, azules, turquesas.

Bonito recuerdo de una noche hermosa en Madrid. Gracias por esa voz encantadora.

Se viene el cuarto disco, otra caricia brutal!

Si estas en Buenos Aires, andá a verlo.

Adiosin :)

sábado, 24 de enero de 2009

Imprimir y fotocopiar, por favor

Salí temprano de casa. Tenia que imprimir y fotocopiar dos cuentos que escribí el otro día para llevar al taller de escritura. Fui al WorkCenter mas cercano, al que veo todos los dias cuando salgo del metro, a la gigante tienda que hace esquina con Alberto Aguilera y que anuncia en sus escaparates: FOTOCOPIAS B Y N, 0, 05 CT.
Pedi 7 copias (para mis compañeros y la profe) de cada hoja, eran cuatro. La dependienta dice: Son 7, 50. Yo no me inmuto, pienso que le hablan a la chica de al lado. Eh, serian 7, 50 señorita. ¡¿CÓMO?! 7, 50. 55 centimos la impresion de cada hoja y 20 centimos la copia. Pero si ahí dice que sale 0, 05. Ya, pero eso si tiene la tarjeta cliente. Bueno, la quiero, damela, cuanto sale? Un euro, pero ya está, las fotocopias ya se las hemos hecho. Pero no entiendo que m esta diciendo, yo entre porque salian 5 centimos las fotocopias. Pero bueno, yo no puedo estar diciendole a todos los clientes que existe la tarjeta, me entiendes lo que te digo?

(NO, PARA NADA, NO LA ENTIENDO SEÑORITA. UD QUE PROBLEMA TIENE? DISCULPEME PERO YO QUIERO ATENERME A LA PROMOCION QUE USTEDES PUBLICITAN EN LA VIDRIERA. SI UD DECIDE COBRARME 20 CENTIMOS SIN MI CONSENTIMIENTO LO SIENTO MUCHO PERO YO NO QUIERO LAS FOTOCOPIAS.
Lo siento pero ya estan hechas.
PUES QUEDESALAS. YO ME VOY DE ACA.)

Eso es lo tendria que haber dicho. Pero no tuve réplica, no me quejé. La miré con cara de no me podes hacer esto, se me empezaron a llenar los ojos de lagrimas, y le dije "Vale" dandole el dinero.
Me fui llorando de la impotencia.
No entiendo porque no reaccioné, porque acepté el injusto precio y pagué. En cambio me empequeñecí como una piltrafa que no tiene más remedio que aceptar los mandatos de una chica sacafotocopias. Me agarró desprevenida y claramente desvalida en una mañana de invierno madrileño y no tuve mejor idea que tragarme la bronca junto con el frío.
Qué verguenza. Me dieron un cachetazo y todavía tengo la marca. Bbrrrrrrrrr
No me lo perdono....no me lo perdono.
Qué pelotuda.

lunes, 19 de enero de 2009

- 2009 -

Aunque ya comenzado el año, escribí algo en mi blog, quería rendirle unas lineas a este amigable 2009 que se asomó hace unos 19 días y que pinta lindo, variable, pero simpatico.
Hay que ponerle fichas, por más crisis financiera mundial que haya, hay que ponerle fichas. Por lo pronto, yo las pongo en Obama, el líder americano, el que mañana se convertirá en presidente de EE.UU. A ver cómo se las arregla el tipo para empezar a descocer la enmarañada realidad que le dejó su maldito antecesor.
Bueno, y en sus manos le dejo el mundo...
Mi vida se las tiene que arreglar con mis propias manos. Y en eso estoy...
Empecé un taller de escritura creativa que me llena de ilusión, me mudé a una zona preciosa de esta ciudad amorosa, y me apunté en francés para arrancar en febrero. Oui oui. Me puse las pilas.
Asique bienvenido 2009! Aqui estoy yo, paradita en la ciudad mas alta de Europa, abriendote los brazos al cielo, recibiendote con una sonrisa, ánimandote. Por lo menos ayer hubo un alto el fuego, traenos paz. Mas paz, mas paz.
Merci beacoup.
Adiosin :)

jueves, 15 de enero de 2009

Estreno

Empecé un taller de escritura creativa en la escuela de escritores. Estoy super contenta! Aqui les enseño el primer cuento que escribí bajo una consigna: la del binomio fantastico. De dos palabras seleccionadas al azar tengo que crear una historia logrando que haya una vinculacion entre ellas. Y...esto es lo que salió. Cuento infantil un tanto delirante. Pero ási resolví la unión entre HUEVOS Y BRAZO, las dos palabritas dispares que me tocaron.

Un huevo singular

Estaba claro. En Gallilandia la estrella era Turuleca. Pasaban los años y las décadas y su fama seguía intacta y su foto seguía colgando en las paredes de las casas de todas las familias. Todos los gallos la deseaban, todos los pollitos la adoraban y todas las gallinas la envidiaban. Su figura pública era inigualable.
Pero hubo un día en que todo cambió en Gallilandia. Un acontecimiento único que estuvo en pico de todos. Un nacimiento. Después de 32 semanas empollando, Rebecca se convirtió en madre de 12 pollitos. De 12 pollitos y un pequeño huevo. Sí, un huevo que nunca llegó a ser pollito. ¡Un huevo viviente! La gran peculiaridad de este huevo era que tenía un pequeño pico, dos patitas y dos brazos. ¿Leyeron? ¡Brazos!
El pueblo enloqueció con la novedad y rápidamente se transformó en el huevo más famoso del mundo. Su madre lo bautizó con el nombre de Jaime.
Turuleca andaba por los 60 años pero seguía siendo una reina. Lástima que ahora los paparazzi estaban entretenidos con el huevo bebé y todos los medios de comunicación también. Jaime era el centro de atención y Turuleca pasó a un segundo plano. Ya no la entrevistaban, no la fotografiaban, ya no le inventaban romances. Turuleca ya había pasado de moda.
Las revistas, los periódicos y la televisión siguieron la vida de Jaime paso a paso. Él llevaba bien el tema de la fama, nació con ella y se acostumbró. Pero resulta que un buen día Jaime cumplió sus 18 años. Fueron los medios de todas partes del mundo para entrevistarlo. Y Jaime no pasó inadvertido. Enseño sus dotes musicales haciendo una demostración con su guitarra eléctrica cantando, obviamente, La Gallina Turuleca. Todos lo ovacionaron, causó sensación. No sólo eran mágicas sus extremidades tocando un instrumento, sino que era mágica su voz. ¡Qué dulce voz! Jaimito se metió al público en el bolsillo cantando todo su repertorio.
De ahí en adelante, no hubo más que éxitos en la vida de Jaime. Las modistas le tejían los guantes más extravagantes, los joyeros le diseñaban las sortijas más vistosas para que luciera en sus manitas anormales. Hasta se formó un grupo de fans que lo seguía a todas partes. Su primer disco “Amanece Conmigo” fue record de ventas. Hizo giras por todos los gallineros de Gallilandia. Se casó con la gallina más bella. Ganó millones de dólares. Se convirtió en un mito.
Y en los hogares donde antes colgaba la foto de Turuleca, cuelga hoy la foto del huevo cantor. Pero estas no son fotos cualesquiera, son las primeras fotos autografiadas, porque no se olviden que en Gallilandia, Jaimito era el único huevo, pero también el único que tenía brazos. No alas, brazos. Y con sus manitas firmaba todo su amor.